La Taberna de las Historias: Lady Valiente, parte I

Buenas chicos y chicas! Sé que les había prometido la historia de los Tauren. Pero debido a los hechos que pronto veremos decidí ponerles la historia de una de las heroínas más grande de Azeroth. Espero que les guste.

Lady Jaina Valiente

Jaina Valiente es la fundadora y gobernadora de la Isla de Theramore, el más grande puerto de la Alianza localizado al sur en Kalimdor. Es la hija del Almirante Daelin Valiente, hermana de Tandred Valiente y Derek Valiente y presunta hermanastra de Finnall Espadadorada. Es la hechicera humana más poderosa en Azeroth. Jaina fue una de las más talentosas y destacadas hechiceras del Kirin Tor. Fue enviada por su mentor Antonidas con el fin de descubrir que ocurría en las tierras del norte de Lordaeron.

Fue escoltada por su amigo de la infancia, el Príncipe Arthas Menethil, con quien tuvo una relación amorosa. Jaina fue advertida por un misterioso profeta, quien vio el futuro y en él, la caída de Lordaeron. Lady Valiente hizo caso al profeta y con los que la siguieron, se embarcaron y escaparon hacia Kalimdor.

Jaina juró acabar con la Legión Ardiente. Uniendo fuerzas con los elfos de la noche e incluso con la Horda orca, Jaina ayudó a derrotar al demonio Archimonde y a expulsar a la Legión. Entonces reunió a los humanos sobrevivientes en Kalimdor y fundó la ciudad-puerto de Theramore. Desde ahí gobierna y espera reunir a los distantes reinos humanos una vez más.

Inicios

Jaina Valiente nació poco antes de la Primera Guerra, es la hija menor del almirante Daelin Valiente de Kul Tiras y una gran aliada de Lordaeron y de Azeroth. Desde muy pequeña, Jaina adoraba oír historias sobre la Guardiana Aegwynn. Pronto se descubrió su talento mágico, por lo que fue enviada a Dalaran. Ahí fue instruida por Antonidas, el gran Archimago. Eventualmente se convirtió en una de las pocas mujeres hechiceras en servir directamente a Dalaran.

Por la situación de Jaina en el Kirin Tor, fue inevitable que se vuelva a reunir con el príncipe y amigo de la infancia, Arthas. Poco a poco ambos se frecuentaron con regularidad, llegando a establecer una relación amorosa. Estaban tan involucrados que incluso estuvieron pensando en el matrimonio. Eventualmente, Arthas se preguntaba si estaban listos para estar juntos de por vida. Pero esto llegó a tal punto de que todo Lordaeron estaba pendiente de la relación del príncipe con la joven maga, que ambos decidieron seguir caminos diferentes. Jaina decidió centrarse en sus estudios mágicos en Dalaran mientras que Arthas se ocuparía en sus deberes con Lordaeron. Jaina quedó mal con el fin de la relación mas no luchó por revivirla. Pronto se daría cuenta que era lo correcto. Tiempo después, decidieron reanimar su romance, pero esto ocurrió justo cuando la invasión de La Plaga llegaba por primera vez y cambiaría sus vidas para siempre.

La Tercera Guerra

 Muchos años después, Antonidas, deseoso de saber más acerca de la Plaga que se extendía en el norte de Lordaeron, fue visitado por un misterioso profeta, quien le habló acerca de la Legión y le aconsejó abandonar Lordaeron y huir hacia el oeste, a Kalimdor. Antonidas rechazó las advertencias del Profeta tomándolo como un loco insensato, pero Jaina, que se había ocultado y había escuchado todo, sintió gran poder en el Profeta y pensó que tal vez deberían hacer caso a sus advertencias. Antonidas continuaba en desacuerdo, fue entonces cuando Jaina fue enviada junto con Arthas a investigar la Plaga en la aldea del norte de Rémol.

Tras investigar Rémol, Jaina vio cosas muy extrañas, incluyendo un nigromante y una criatura hecha de cuerpos diferentes. Se enfrentaron a varios muertos vivientes y a encontrarse con un granero que contenía alimento infestado por la Plaga. Las cajas llevaban el sello de Andorhal, la principal ciudad distribuidora de grano en todo Lordaeron.

Fueron en busca del nigromante, quien realmente era Kel’Thuzad, antiguo miembro del Kirin Tor. Ya en Andorhal, se encontraron con un ejército de muertos vivientes a los que derrotaron y siguieron a Kel’Thuzad, quien murió a manos de Arthas.

Jaina y Arthas se encaminaron a Lordaeron central con el fin de detenerse para descansar en el pequeño pueblo de Hearthglen. Sin embargo, al llegar descubrieron que el grano infectado proveniente de Andorhal ya había llegado y había sido distribuido entre los ciudadanos. La plaga no mataba a los consumidores, sino los transformaba en muertos vivientes.

De mala gana pero con impaciencia, Jaina abandonó el lugar para dar aviso a Uther y buscar refuerzos. Al retornar con los Caballeros de la Mano de Plata, Hearthglen ya había sido destruida y Arthas continuaba luchando en una batalla casi perdida. Con la ayuda de Uther, lograron hacer retroceder a los muertos vivientes. Arthas, desmoralizado y horrorizado por las aplastantes fuerzas de muertos vivientes, se comprometió a ir a Stratholme, donde esperaba enfrentarse a Mal’Ganis, autor de la Plaga.

Jaina y Uther no tuvieron otra opción que seguir al príncipe a Stratholme, pero no llegaron a tiempo para detener a los ciudadanos, quienes justo habían consumido el grano contaminado. Los tres héroes sabían que los habitantes de Stratholme se convertirían en muertos vivientes en sólo cuestión de tiempo. Arthas tomó la terrible decisión de purgar la ciudad, asesinando a todos sus habitantes, pero Uther no podía permitir la muerte de personas indefensas cuyo único error había sido consumir el grano infectado. Sin embargo, dejarlos con vida haría que pronto se conviertan en una amenaza. Uther rehusó ayudar a Arthas en la matanza, el furioso príncipe lo acusó de traición y destituyó a la orden de la Mano de Plata. Para sorpresa de Arthas, Jaina escogió seguir a Uther.

Jaina y Uther regresaron a las ardientes ruinas de Stratholme luego de que Arthas haya acabado con todo. Ambos quedaron horrorizados con lo que vieron. Jaina fue visitada por el misterioso profeta quien previamente había advertido al Rey Terenas, a Antonidas y a Arthas. El profeta vio en ella a una líder y le ordenó conducir a su pueblo y viajar al oeste, escapando de Lordaeron y de su hogar en Kul’Tiras. Jaina, convencida por las palabras del profeta, hizo los preparativos para el gran viaje.

Poco después de su partida, la invasión a Lordaeron empezó.

El Arribo a Kalimdor

Al llegar a Kalimdor, Jaina se dio con la sorpresa de que los orcos estaban en Kalimdor. Creyendo que la Horda la había seguido desde Lordaeron, empezó a batallar contra ellos, conducidos por Grom Grito Infernal. Luego de desastrosas batallas con la Horda, la maga se dispuso a encontrar un lugar donde podía mantener a raya a los orcos, la Cima del Espolón. La Cima no sólo servía como buena defensa, Jaina percibió un gran poder en la montaña. Luego de que sus fuerzas fueron derrotadas en la defensa de la montaña, Jaina llevó a una pequeña expedición al interior de la montaña, con el anhelo de encontrar algún tipo de poder que la ayudara a derrotar a los orcos. Pero alguien los seguía.

A llegar a la base de la montaña, Jaina se encontró con Thrall y Cairne Pezuña de Sangre. A punto de iniciarse la lucha, el Oráculo, quien en realidad era el profeta que se les había aparecido en Lordaeron, interrumpe e implora a los líderes a unirse contra el poderío de la Legión de Fuego.

Jaina, accediendo con desgano y desconfianza, le dio una Gema del Alma a Thrall, quien la usó para capturar la esencia de Grom, quien había caído bajo la influencia demoníaca. Jaina ayudó a Thrall y Grom fue restaurado.

Jaina y Thrall continuaron como aliados, aunque sus fuerzas no lo deseaban, incluso luego de la eventual muerte de Grito Infernal. Eran atacados por los muertos vivientes, así como por los elfos nocturnos. Aunque sus alianzas los mantenían unidos, sus vidas pendían de un hilo.

Finalmente, Thrall recibió una visión y Jaina lo siguió hacia donde tenía que ir. Ahí se encontraron con los líderes de los elfos nocturnos, Malfurion y Tyrande. El profeta se reveló a sí mismo como Medivh el Guardián, que había regresado a corregir sus errores cometidos tiempo atrás. Entonces exhortó a los humanos, orcos y elfos nocturnos a unir sus fuerzas para hacerle frente a la Legión que ya tenía todo listo para llegar al Árbol del Mundo. Los líderes aceptaron defender juntos el Monte Hyjal.

Tal como se esperaba, Jaina descubrió que Archimonde y sus guardias del apocalipsis se abrieron camino a la cumbre. Los defensores establecieron tres veces en un esfuerzo por detener la ascensión del demonio.

La base de Jaina fue la primera con la que Archimonde se cruzó, y por tanto fue la primera en caer, pero antes de poder ser asesinada, Jaina logró escapar de las garras de Archimonde. La siguiente base era la de Thrall y también cayó. Jaina usó lo que le quedaba de energía para salvar a Thrall transportándolo fuera de la base.

 

 

Bueno, hasta aquí llegamos con Lady Jaina. La semana que viene terminaremos con la historia de esta gran persona. Espero que les haya gustado.


9 respuestas a “La Taberna de las Historias: Lady Valiente, parte I

  1. y, que fuede kul tiras…..

    aparecio tol barad, pero kul tiras…no esta… =O

    espero que retomemos stormgarde y Stratholme…

    jaina i love you!!!

    Me gusta

      1. Seguro que sera para la Horda? Yo digo esto:
        70.000 miembros de la horda
        VS
        100 boticarios renegados+ 20 catapultas lanza peste+ Las Val’kirs (se escribe asi? xD)= Unos 70.000 soldados mas para los renegados 🙂
        Tal vez sea una exageracion pero es solo un ejemplo.

        En cuanto a mi regreso, calculo que esta semana estare de vuelta, o sino tendran (vos y mi hermandad)que esperar hasta principios de Junio para volver a verme (ojala que no, porque estoy cansado de usar mi cuenta starter ¬¬).

        Me gusta

  2. Excelente tema Toby y muy fluido el contenido! ,
    La historia de Jaina es muy necesaria para comprender mejor el pre-mop que parece estar muy cerca… ,incluso ya se esta probando los escenarios de la caida de Theramore :

    Por cierto mis amigos nuevos en el juego, agradecen tu trabajo de predicar el lore de WoW ,y yo te agradezco ya que me ahorras un gran trabajo al resumirle las historias =P

    Saludos Toby!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s