La Taberna de las Historias: La Luz de los Kaldorei, parte II

Buenas chicos y chicas! Esta semana les traigo la segunda parte de la historia de Tyrande Susurravientos. Espero que les guste!

El Terror de las Mareas

Tras varios meses de reconstrucción, la tarea de Tyrande y Malfurion fue interrumpida por un mensajero de Maiev, que informó que había sido duramente atacada por Illidan en las Islas Abruptas. Malfurion decidió ir a ayudarla, y Tyrande lo siguió. Ambos navegaron hacia el este hasta tocar tierra. Allí pelearon valientemente contra los insidiosos nagas de Illidan hasta llegar hasta Maiev. La carcelera, al verlos, agradeció a Malfurion la ayuda prestada, pero forzó una mueca de desprecio al ver a Tyrande a la que reprochó su actitud al liberar a Illidan en el pasado, señalando los cadáveres de sus compañeros caídos durante la refriega. Ante el cariz que iba tomando la discusión, con Maiev sugiriendo que quizás Tyrande debería ser encerrada y con la batalla aún en marcha, Malfurion se vio obligado a intervenir ya que la seguridad del mundo dependía de que ellas dos estuvieran del mismo lado.

Illidan se situó entonces cerca de Tyrande a la que confesó que todo esto que hacía era para mostrarle su gran poder. Sin embargo, Tyrande le reveló un detalle que llevaba rondando a Illidan desde hacía 10.000 años; la elfa creía que el poder mágico nunca podría reemplazar a la verdadera fuerza interior a la que anteponía sobre todas las cosas. Ese fue el motivo por el que eligió a Malfurion y no a él. Lo último que Tyrande le dijo fue que ahora comprendía que fue un error liberarlo. A medida que iba avanzando la batalla y la victoria estaba cada vez más cerca de los elfos, Tyrande se percató de que Illidan huía, y lo persiguió. Illidan la atrapó, pero le perdonó la vida. Cuando Malfurion y Maiev llegaron, Illidan levantó el vuelo rápidamente y huyó.

Las Tierras de Lordaeron

Los tres héroes empezaron entonces una persecución por mar hacia el este hasta que llegaron a una extraña e inexplorada tierra. Malfurion la reconoció como las tierras de Lordaeron. Al ver el bosque arruinado por el paso de La Plaga, sintió que debía comunicarse con sus espíritus. Dejó a Tyrande y Maiev y se adentró en la espesura, advirtiéndoles sobre resolver sus conflictos en otro momento.

Mientras Malfurion estaba en el bosque, ellas comenzaron a buscar signos de Illidan. En plena situación, se cruzaron con un grupo de elfos sanguinarios, guiados por el príncipe Kael’thas que les explicó que estaban siendo superados por el Azote y que estaba recogiendo sus bártulos para evacuar a sus tropas a través del cercano río Arevass. Tyrande decidió ayudarles, a pesar de las protestas de Maiev. La carcelera creía que deberían centrarse en encontrar a Illidan más que ayudar a unos desconocidos, pero Tyrande insistió en que no podían dejarles desprotegidos ya que estaban en deuda con ellos – fueron miembros de la Alianza en Kalimdor que los ayudó contra la Legión Ardiente. Tyrande y Maiev frustraron la ofensiva del Azote y finalmente llegaron a la aldea Piroleña, pero detrás de la aparente calma les estaba esperando una emboscada.

Tyrande dijo a los miembros de la caravana que cruzaran el río, y prometió que los mantendría a raya. Maiev se mofó de su nobleza, diciendo que ella nunca conseguiría retener a tantos efectivos sola. Pero Tyrande, a quien no le preocupaba excesivamente lo que opinara Maiev, confiaba en que Elune podría protegerla y darle fuerzas.

Mientras los muertos vivientes avanzaban, Tyrande llamó al fuego de las estrellas para aplastar a todos los enemigos de su gente, y la avanzadilla cayó ante ella. Pero antes de que pudiera cantar victoria, el puente en el que estaba se derrumbó y Tyrande cayó al río arrastrada por la corriente que la llevaba hacia el corazón del territorio del Azote. Maiev, que no tenía intención de ayudarla, le dijo a sus aliados Sin’Dorei que la ayudaran a cazar a Illidan en lugar de salvar a Tyrande.

Sacando fuerzas de flaqueza, Tyrande consiguió superar la corriente y agarrarse a unas piedras que formaban una pequeña isla en medio del río mientras la Plaga, que merodeaba por la orilla, la hostigaba una y otra vez. Tyrande temió que este fuera su final pero para su sorpresa, Illidan apareció volando por la ribera del río luchando para llegar a su posición y la rescató, haciéndole atravesar un portal hasta un lugar seguro. A Tyrande no le quedaba otra opción que confiar en él.

Cuando salieron del Portal, Tyrande admitió estar sorprendida ante este cambio de situación, y averiguó que Malfurion e Illidan habían unido fuerzas para salvarla. El druida le dijo a su hermano que gracias a él, habían salvado la vida, pero que nunca más debería ser una amenaza para los Kaldorei. Illidan lo comprendió, y se fue a través de otro portal. Maiev apareció en ese instante, furiosa al ver que Malfurion había dejado escapar de nuevo a Illidan, y ordenó a sus tropas entrar en el Portal. Tyrande trató de detenerla, pero Malfurion le dijo con resignación que no gastara saliva. Maiev se había convertido en un avatar de venganza, y no volvería a atender a razones.

Con un gran suspiro, Tyrande invitó a Malfurion a volver a casa con ella para tomarse un merecido descanso.

El Mundo del Arte de Guerra

Con Malfurion inexplicablemente perdido en el Sueño Esmeralda, Tyrande ha vuelto a ser la solitaria líder de su gente. A pesar de que al principio la desaparición de su amado le produjo una gran desazón y estrés, continuó esforzándose para mantener a los elfos de la noche lejos de los errores del pasado. Recientemente, Tyrande permanece alerta a los acontecimientos sobre el traspaso de la corrupción más allá del Sueño Esmeralda. Cuando Eranikus asaltó el Claro de la Luna, la Suma Sacerdotisa de Elune asistida por media docena de efectivos, salió en ayuda de los defensores del lugar. Tyrande con la ayuda de Remulos, se hizo cargo de la situación controlando la furia de Eranikus, llevándolo hacia un lugar menos peligroso. A pesar de la fortaleza de la Pesadilla que devoraba al dragón verde enloqueciéndolo, la luz de Elune, canalizada a través de Tyrande fue suficiente para liberarlo de su sueño.

Tempestiria

Después de mucho tiempo se descubre que Malfurion ha sido capturado en el Sueño Esmeralda y está siendo torturado por Lord Xavius que tiene el propósito de conquistar el plano esmeralda y Azeroth. Con la ayuda de Tyrande y otros héroes del a Alianza, Malfurion puede escapar de las garras de la Pesadilla y volver al plano físico de Azeroth donde pone fin a la amenaza de la Pesadilla Esmeralda.

Tras esto, Malfurion y Tyrande por fin tienen tiempo de estar juntos de nuevo. Sin perder ni un segundo, reciben la bendición de Ysera y Alexstrasza, así como los mejores deseos de los líderes de la Alianza y del propio Thrall y la Horda. Tyrande y Malfurion al fin se casan en la capital de los Elfos Nocturnos, Darnassus.

Semillas de Fe

Tyrande está preocupado por los desastres naturales causados ​​por el cataclismo que se ha tomado aún más la vida de elfos de la noche de la aldea de Rut’theran. Pero también, teme por la seguridad de su hija adoptiva, Shandris Plumaluna, ya que sentía que estaba en gran peligro.

A pesar del consejo de Malfurion a permanecer en Darnassus durante estos tiempos difíciles, Tyrande estaba decidida a encontrar Shandris y traerla a la seguridad. Malfurion, sabiendo que nada podía hacer nada para persuadirla sobre la protección de Shandris, la siguió hasta las costas de la Isla Sardor.

La intuición de Tyrande sobre Shandris era correcta. La isla entera estaba asediada por las fuerzas nagas. Los nagas se burlaban de Tyrande como la nueva Reina Kaldorei, un titulo que odiaba Tyrande tanto como a los nagas.

Tyrande y Malfurion, luchando como uno solo, pudieron repeler a los invasores nagas.

Tyrande pudo matar a Lady Szenastra, la líder del ejercito naga, convocando los poderes de la luna. Después de este acto, Tyrande se dirigió a una torre en ruinas de la fortaleza de Plumaluna, encontró el cuerpo mal herido de Shandris. Con una oración desesperada, con el apoyo de Elune y Malfurion. Tyrande era capaz de salvar a Shandris de las garras de la muerte.

Con Shandris salvada y la situación en Feralas en control. Tyrande regreso a Darnassus para guiar el funeral de los caídos durante el cataclismo.

Corazón de Lobo

Tyrande, junto con su compañero, Malfurion, sabían que alguien tendría que guiar a la Alianza a nuevas alturas, a raíz del cataclismo. Sobre todo porque se enfrentaban a una nueva Horda guiada por un jefe violento.

En una visión dada por Elune, Tyrande vio al campeón favorecido de Goldrinn, Varian Wrynn, vendría a luchar contra la Horda. Tyrande creía que Varian era ese líder que la Alianza tanto necesitaba.

Tyrande, junto con Malfurion, decidieron crear una cumbre en Darnassus, no solo para integrar a los Gilneanos a la Alianza, sino también para veri si alguien era capaz de guiar a la Alianza en este nuevo mundo.

Cuando Tyrande se entero de la invasión de Garrosh Grito Infernal, para tomar Vallefresno, Tyrande junto a sus fuerzas y personalmente los condujo a la batalla en Vallefresno.

En medio de la batalla, Tyrande uso la Luz de Elune, para repeler a los invasores.

Garrosh ya esperaba esto, pero estaba buscando el momento adecuado para atacarla cuando se dejara al descubierto.

Con la Luz de Elune sobre Tyrande, Garrosh aprovecho y envió un Magnatauro a su dirección. Con el caos causado, los arqueros de la Horda pudieron herir a Tyrande.

La batalla parecía perdida. Pero enhorabuena, Varian se unió a la batalla junto con el ejercito de Huargens haciendo retroceder a la Horda.

Actualidad

Tyrande ahora se encuentra en el Templo de la Luna junto a Malfurion. Representando una nueva era de luz para los Kaldorei.

También es una de los presentes que está en la boda de Thrall y Aggra.

Pronto Tyrande tendrá una visión de una Gran Luz en una tierra perdida en las nieblas.


12 respuestas a “La Taberna de las Historias: La Luz de los Kaldorei, parte II

    1. Osea, si juego pero en un privado asi que lo poco que se del lore no pasa de cuando Bolvar se pone el casco, de ahi en adelante son cosas que he leido aqui, en foros y un poco de lo que he jugado en la beta de mop xd

      Aprobecho de agradecer por el video 🙂

      Me gusta

  1. Se agradece tu articulo, muy buena la historia de los elfos, que para mi es una de las mejores del WoW.
    Ya que estamos en el tema de lore tengo una duda, haber si alguien me da respuesta. En las siguientes mazmorras “renovadas” (MoP) scholomance y monasterio escarlata, la primera trae cierta historia por parte de misiones en tierras de la peste en especial por un necromancer que logra huir y así da paso al activar de nueva cuenta las actividades en scholomance incluyendo a una no-muerto muy especial (claro no por voluntad propia).
    Pero en el caso del monasterio escarlata no se si hay misiones que te den indicios del porque del nuevo lore en dicho lugar, o si alguien lo sabe realmente me gustaria saber el porque se renovó.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s