El Athenaeum: El Último Emperador

Buenas habitantes de Azeroth. Las mareas de guerra han llegado, las nieblas se están disipando, un nuevo mundo descubierto será y la Taberna caerá y El Athenaeum  surgirá.
La Taberna ha cerrado y me he mudado a El Athenaeum donde están todos y cada uno de los registros de la historia de Azeroth y Terrallende. Aquí se encuentra todo, pasado, presente y futuro…
Con la llegada del nuevo mundo dejemos lo viejo y demos paso a lo nuevo. Que le iluminación de Los Augustos Celestiales ilumine nuestros caminos.
Hoy hijos de Azeroth, les narrare la historia de un ser sin miedo ni duda ni desesperación. Para que entremos al nuevo continente sabiendo algo ya de su gran y rica historia.
Espero que los disfruten

Shaohao, el Último Emperador

Hace diez mil años, el día que Shaohao fue coronado Emperador de Pandaria, siguió la tradición de todos los emperadores que le habían precedido y pidió consejo al gran orador del agua de los jinyu. Con alegría, el joven emperador permaneció de pie delante del profeta esperando oír buenas noticias.

El orador del agua escucho la canción de gran rio, pero sus ojos se llenaron de terror. El orador del agua vio ante él un reino de hechiceros alrededor de un gran pozo convocando a un ejército de demonios. Llovía fuego verde del cielo y todos los continentes del mundo estaban destrozados.

Aterrorizado por la visión que se le había presentado, el emperador Shaohao se dio cuenta de que no estaba destinado a vivir una vida llena de lujos. Su viaje para salvar Pandaria empezó en la humilde aldea de Floralba.

La Aparición del Sha

Desolado y sin esperanza, el último emperador ascendió la escarpada pendiente del Monte Nieverest. El frio le helaba los huesos a través de su túnica y el viento cortante dificultaba su viaje. Solo en la cima de la montaña el emperador encontró la paz y la tranquilidad, y allí hablo con el Dragón de Jade, el espíritu de la sabiduría.

El Dragón de Jade animo a Shaohao a despojarse de sus cargos, purificar su espíritu y fusionarse con a tierra. El emperador escucho perplejo el consejo del Dragón de Jade, pero no recibió otra respuesta en la gélida cumbre. Abatido, el emperador Shaohao inicio el descenso de la montaña para consultar con su acompañante, el Rey Mono, y decidir su próximo movimiento.

Shaohao medito durante tres días y tres noches, ya que el consejo del Dragón de Jade no estaba claro ¿Cómo puede purgarse uno mismo de toda duda? Cansado de esperar, y de ver a su amigo afligido, el Rey Mono, formo un extraño rostro con bambú. Insistió al emperador para que se pusiese la máscara. Aunque el Rey Mono pretendía hacer una travesura para alegrar a su amigo, la máscara funcionó. Cuando Shaohao se quito la máscara, sus dudas tomaron forma física. Lucharon durante siete horas, hasta que enterraron al Sha de la duda.

Desde aquel día, el último emperador no tuvo ninguna duda de que salvaría a Pandaria del Cataclismo. Se convirtió en una criatura llena de fe.

Las Cargas del Emperador

Tras su éxito en El Bosque de Jade, el emperador Shaohao se sentía henchido de valor, pero preocupado por su futuro incierto. Pidió consejo a la Grulla Roja, el espíritu de la esperanza, en la Espesura Krasarang.

La Grulla Roja dijo al Emperador que la esperanza se encuentra en el interior de cada uno, si se busca con tesón. Por ello, el Rey Mono mostro al emperador Shaohao una máscara de desesperación, un rostro de tristeza terrible. Este se puso la máscara y libero toda su desesperación.

La batalla contra el Sha de la duda duró cuatro días y cinco noches bajo la lluvia, pero con la ayuda de la Grulla Roja y del Rey Mono, la desesperación de Shaohao se consumió. Desde ese día el emperador supo que el futuro era alentador. Se convirtió en una criatura llena de esperanza.

Aunque se había liberado de la duda y la desesperación, el emperador Shaohao aun sentía miedo. Pidió consejo al Buey Negro, espíritu de la valentía y la fortaleza, que vivía en las estepas más allá del muro.

El Buey Negro, la Grulla Roja, el Emperador y el Rey Mono discutieron acerca de la naturaleza del miedo durante largo rato hasta que el Rey Mono entro en acción. Creo una máscara de miedo de aspecto aterrador. Con manos temblorosas, el Emperador se puso la máscara para extraer sus propios temores.

La batalla contra el Sha del miedo duro una semana y un día y la leyenda cuenta que el sol nunca salió en ese tiempo. Cuando por fin el Sha del miedo fue encerrado bajo tierra, el emperador Shaohao cambio para siempre, pues había abandonado para siempre sus temores. Se convirtió en una criatura de valor.

Confiado y sin miedo, el emperador Shaohao pensaba que nada podía detenerle, pero ante la insistencia de la Grulla Roja, busco el consejo del Tigre Blanco, el espíritu de la fuerza.

El Tigre Blanco vio a Shaohao la temeridad peligrosa que a menudo acompaña a aquellos que no tienen miedo. Reunió a los mejores guerreros de Pandaria para poner a prueba al emperador. Al emperador Shaohao le dieron un bastón de tres metros y le desafiaron a golpear a uno de los guerreros. Lucharon durante varias horas, pero los guerreros eran demasiado rápidos y hábiles para el desentrenado emperador. Se puso furioso, maldijo y, al final, partió el bastón con su rodilla.

El emperador, sintiéndose más humilde, pregunto al Tigre Blanco que había hecho, y aprendió que sus propias pasiones lo volvían débil. Para salvar Pandaria, Shaohao tendría que combatir su propia ira, odio y violencia.

El Rey Mono se puso en acción y tallo tres máscaras. El emperador se fue poniendo cada una de las máscaras, y con la ayuda de sus amigos y de los mejores quereros de Pandaria, derroto al Sha de la ira, al Sha del odio y al Sha de la violencia y los encerró bajo tierra.

El emperador cambio para siempre hasta el final de sus días fue una criatura llena de paciencia, amor y paz.

El Shadopan

La orden del Shadopan se fundó hace diez mil años por un decreto de Shaohao, el último emperador de Pandaria.

El emperador Shaohao sabía que la energía oscura de los Sha, la manifestación física de emociones negativas como la ira, el miedo, el odio o la duda, representaba una gran amenaza para los pandaren, si se permitía que surgiese de debajo de la tierra. Encomendó a los mejores guerreros de Pandaria la tarea de contener y controlar a los Sha.

Justo la Cima Kun-Lai, unas horas después de que el emperador Shaohao derrotase a su propia ira, odio y violencia, el primer Shadopan se arrodillo y prestó juramento al último emperador. Desde entonces, todos los iniciados del Shadopan han repetido las mismas palabras, durante los últimos diez mil años.

La Voluntad del Emperador

Al atardecer del último día, el cielo estaba teñido de fuego verde, y hasta el suelo temblaba de terror. Pero el emperador no estaba asustado. Su mente estaba libre de toda duda o desesperación. Cantó y celebro mientras el cielo se rasgaba.

Al ver el miedo y la duda en los ojos de sus súbditos, el emperador Shaohao decreto que todos debemos vivir cada día al máximo y dormir cada noche con la paz de una mente tranquila.

La leyenda cuenta que ascendió a la Veranda de la Primavera Eterna para separar Pandaria del resto del mundo. Pero, aunque lo intento, no pudo. La tierra tembló, pero no se movió. Enseguida empezó a dudar y el Sha de la duda comenzó a salir por este. Empezó a tener miedo, y el Sha del miedo se fue liberando de sus grilletes en el oeste. Desesperado, pidió ayuda al Dragón de Jade.

El Dragón de Jade rodeó el valle y hablo con el Emperador. “Pandaria no es solo el Impero Pandaren”, le dijo a Shaohao. “Tus enemigos del oeste forman parte de esta tierra, al igual que el imperio que hay al otro lado de la muralla”. Al darse cuenta que todas las cosas estaban conectadas en un todo eterno y que su amada tierra no era solo el imperio pandaren, Shaohao por fin lo entendió todo. Su bastón golpeo el suelo y su espíritu se hizo uno con la tierra. Cuando el mundo se desgarró, Pandaria se adentro tranquilamente en el océano. Y cuando la túnica del emperador cayó vacía al suelo, el nuevo continente se envolvió en una niebla impenetrable y desapareció del resto del mundo…


4 respuestas a “El Athenaeum: El Último Emperador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s