El Athenaeum: La Guardiana de la Vida.

¡Buenas chicos y chicas! ¡Semana pesada! Me dieron el puesto de GM en mi guild… Es gracioso, siempre termino siendo GM (al menos por algunos días) en las guilds a las que me uno xD. Pero esta vez, seré GM por algunos meses, y por eso tendré que ajustar mis horarios para dirigir la guild y no afecte mis actividades.

Nota: Si alguien quiere unirse a mi guild Alianza en el reino de Quel’thalas (llamada “El Embate Obsidiana”), es bienvenido xD

Pasando al articulo de esta semana: Hoy hablaremos sobre una de las encargada de proteger Azeroth en ausencia de los titanes. Es sumamente compresiva y pacifica, pero eso no significa que si tiene que defender se quede sin hacer nada. Hoy hablaremos de Alexstrasza: La Guardiana de la Vida

Alexstrasza: La Reina de los Dragones

Alexstrasza, Aspecto del Vuelo Rojo, es la guardiana de la vida en Azeroth. Fue uno de los cinco grandes dragones elegidos por los titanes que recibió una parte del poder del Panteón para gobernar sobre sus congéneres y vigilar Azeroth y sus habitantes. Los titanes además la nombraron ‘Reina de los Dragones’.

Actualmente, Alexstrasza reside en lo alto del Templo del Reposo del Dragón en el Cementerio de Dragones, un lugar considerado sagrado para los Vuelos de Dragón. No contenta con observar a las razas mortales, llegó un momento en que la Reina de los Dragones tomó parte en la batalla contra Malygos y el Vuelo Azul así como con la amenaza del Rey Exánime.

Sin embargo no fue hasta el alzamiento de Alamuerte cuando Alexstrasza tomó un papel más activo aún en la defensa de Azeroth contra el Aspecto de la Muerte, llevando a su Vuelo a una guerra contra el Vuelo Negro.

alextrasza_by_jmxd-d4jv5wp

La Encomienda de los Vuelos

Luego de que los Titanes lograran derrotar a los Dioses Antiguos y los encarcelaran en sus prisiones subterráneas, se dispusieron a darle forma al mundo de Azeroth para que sea un paraíso lleno de vida. En ese mundo dieron forma a un solo continente conocido Kalimdor, “Tierra de eterna luz de las estrellas”.

Satisfechos con el pequeño universo que habían creado, los titanes se prepararon para abandonar Azeroth. No obstante, antes de partir, encomendaron a las grandes especies del planeta la tarea de vigilar Kalimdor, para evitar que fuerzas adversas amenazaran su perfecta armonía. En aquella época, existían muchas clases de dragones.

Sin embargo, había cinco grupos que dominaban a sus hermanos. Estos cinco grupos fueron elegidos por los titanes para guiar al mundo naciente. Los miembros más destacados del Panteón transmitieron parte de su poder a los jefes de los Vuelos de Dragon. Estos dragones majestuosos eran conocidos como los Grandes Aspectos o los Dragones Aspectos.

Eonar, guardiana de la vida, otorgó parte de su poder a la gigantesca Alexstrasza. Mucho tiempo después, Alexstrasza recibió el nombre de la Protectora, pues su misión era defender a todas las criaturas vivientes del planeta. Gracias a su suprema sabiduría y a su ilimitada compasión por todos los seres vivos, Alexstrasza fue nombrada reina de los dragones por los de su especie.

alextrasza-poster

Cada aspecto recibio un enorme poder, y una tarea en especifico. Con estos poderes, los Cinco Aspectos tenían la misión de defender al mundo en ausencia de los titanes. Cuando los dragones ya estaban preparados para vigilar su creación, los titanes abandonaron Azeroth para siempre…

La Guerra de los Ancestros

Alexstrasza fue uno de los tres dragones aspectos que luchó contra los demonios de la Legión Ardiente durante la Guerra de los Ancestros. También participó en el conflicto entre el dragón negro Neltharion contra el resto de Aspectos, cuando este usó el Alma de dragón (también conocida como el Alma del Demonio) para robar una parte de su poder. Cuando acabó la Guerra de los Ancestros, e Illidan, el hermano de Malfurion, vació tres viales de agua que robó del Pozo de la Eternidad en las aguas de la cima del Monte Hyjal, Alexstrasza, junto a Ysera y Nozdormu, decidió usar el Pozo como una herramienta de sanación de la tierra arrasada por la guerra, depositando una bellota mágica de G’Hanir, la Madre Árbol, en el nuevo Pozo de la Eternidad de Hyjal. El árbol que creció de esta semilla fue denominado el “Árbol del Mundo” y se le llamó Nordrassil.

Durante los años que siguieron, Alexstrasza y sus dragones rojos vivieron en paz hasta que empezaron a sentir que debían mejorar la protección de Azeroth ante el crecimiento y el poder que estaban adquiriendo los humanos y otras razas a los que muchos consideraban una amenaza que debía ser destruida. Alexstrasza y su gente, se opusieron y propuso que debían enseñarles a utilizar su poder para hacer el bien.wow__alexstrasza_the_life_binder_by_kankitsuru-d595kj9

Segunda Guerra

Diez mil años más tarde, durante la Segunda Guerra, Nekros Skullcrusher, un orco del Clan Faucedraco, encontró el Alma del Dragón y se la entregó al jefe de su clan, Zuluhed. Usando sus increibles poderes, los Faucedraco se teletransportaron a la guarida del Vuelo Rojo y capturaron a Alexstrasza y sus consortes, incluido Tyranastrasz. Su progenie fue utilizada como poderosas monturas voladoras que sirvieron a los orcos durante la guerra contra los humanos. Alexstrasza no tuvo opción y sucumbió al poder del artefacto siendo esclavizada y viendo como los huevos de donde nacerían sus futuras crías eran aplastados por sus crueles captores. Como Aspecto de la Vida, este acto causo en Alexstrasza un indescriptible dolor como ningún otro; unas muertes que lloró largo y tendido.

Batalla de Grim Batol

Cuando terminó la Segunda Guerra, Alexstrasza se volvió más valiosa que nunca para la Horda al considerarla un ejemplo del poder militar de los orcos. Aunque era protegida con celo, Alamuerte había entrado en acción y había realizado pactos con los orcos bajo la figura de Daval Prestor y uno de sus objetivos era su antigua enemiga. Alamuerte elaboró una estrategia para atraer a la Reina de los Dragones a campo abierto y robar sus huevos con la intención de engendrar su propia descendencia. Su plan, sin saberlo, permitiría que escapara.

Alamuerte hizo creer a los Faucedraco que los humanos estaban próximos a atacar Grim Batol de modo que los orcos comenzaron a trasladar a los dragones que tenían cautivos en la antigua fortaleza enana. Durante la evacuación, Alamuerte atacó la caravana y dio muerte a Tyranastrasz pero el caos provocado hizo que Alextrasza escapara. Lo primero que hizo con su recién adquirida libertad fue comerse a su captor, Nekros, y poner a salvo sus huevos de la Horda. tumblr_mrsob69Daz1rmrywfo2_r1_1280

Con la ayuda de Korialstrasz, Alexstrasza volvió a unirse a los Aspectos Nozdormu, Malygos e Ysera. El mago humano, Rhonin, destruyó el Alma del Demonio, desatando los poderes de los Aspectos que Alamuerte había imbuído en su interior. Aunque Neltharion consiguió escapar, los Faucedraco no corrieron la misma suerte y fueron aniquilados. Aún hoy, pueden verse los restos de la caravana en los pantanos de Los Humedales. De este modo, el Vuelo Rojo recuperó su papel de protectores de la vida y comenzó a reconstruir su diezmada raza castigada por los orcos y los horrores de la guerra.

Guerra en Rasganorte

Tras la batalla de Grim Batol, el Vuelo Rojo volvió a tener presencia en Azeroth aunque Alexstrasza prefirió permanecer en el anonimato. Sin embargo, cuando Malygos y el Vuelo Azul se rebelaron contra los magos de Azeroth, y en especial contra el Kirin Tor, la Reina de los Dragones se desplazó al Templo del Reposo del Dragón en Rasganorte donde convocó al resto de miembros de los otros vuelos al Acuerdo del Reposo del Dragón para tomar parte activa en la lucha contra los dragones azules en lo que se llamó la Guerra del Nexo.

Alextrasza se alió con el Kirin Tor, en parte por la promesa que le hizo a Rhonin cuando la liberó de los Faucedraco, de que nunca haría daño a los que la habían ayudado. Bajo su apariencia humanoide, la Aspecto del Vuelo Rojo ha permanecido en lo alto del Templo del Reposo del Dragón en el Cementerio de Dragones esperando a que los aventureros de Azeroth consiguieran derrotar a Saphiron en Naxxramas y obtener la llave del Iris del Enfoque , para darles acceso al Ojo de la Eternidad donde podrían luchar con Malygos con quien tuvo un diálogo una vez que el Aspecto de la magia fue derrotado.

alexstrasza_by_push_the_limits-d4qwizk

Sin embargo, cuando la Guerra del Nexo terminó, Alextrasza no abandonó a las razas mortales en su lucha contra el Rey Exánime. Durante la Batalla en Angrathar en la que Arthas se enfrentó a Bolvar y Colmillosaurio antes de que Putress iniciara su ataque con la nueva Plaga, la Reina de los Dragones apareció tras la batalla final donde su vuelo limpió el campo de batalla de la muerte y destrucción allí acaecidas.

Antes del enfrentamiento con Arthas en Corona de Hielo, se pudo ver un flashback en Ulduar durante la batalla contra Yogg-Saron donde Alexstrasza y el resto de Aspectos estaban creando el Alma de dragón, diez mil años atrás.

Señor Pesadilla

Tras los sucesos de Rasganorte, Alexstrasza buscó desesperadamente ayuda durante la Guerra contra la Pesadilla para liberar a Malfurion, atrapado en el Sueño Esmeralda.

Nordrassil (Alexstraza, Ysera, Nozdormu, Tyrande and Malfurion)

Cuando acabó el conflicto, bendijo el nuevo árbol del mundo Teldrassil junto a su hermana Ysera y presidió la boda del archidruida con Tyrande en Darnassus.

El Regreso de Alamuerte

La irrupción de Alamuerte en Azeroth había comenzado con el asalto al Sagrario Rubí, la cámara sagrada del Vuelo Rojo en el Templo del Reposo del Dragón que fue arrasada por un dragón crepuscular llamado Halion. Tras prometer ayudar de nuevo a las razas mortales de Azeroth, Alextrasza intervino en varias ocasiones protegiendo el Monte Hyjal de los ataques de seguidores de Ragnaros y enfrentándose al propio Neltharion en las Tierras Altas Crepusculares.

La lucha en el aire de los dos Aspectos sobre Grim Batol resultó fiera y disputada, con garras, mordiscos y magia. Tras caer rodando por las montañas, Alexstrasza aterrizó en su forma humanoide finalmente sobre el suelo, gravemente herida, mientras Alamuerte se despeñaba hacia Los Humedales. Tras ser asistida por Calen y los aventureros, Alexstrasza afirmó haber acabado con el Aspecto de la Muerte pero nada más lejos de la realidad; casi al momento Alamuerte apareció en el precipicio por el que se había perdido de vista con intención de rematar a la Reina de los Dragones.

Alexstrasza-Vs-Deathwing

Alexstrasza se mostró incrédulamente sorprendida, sobre todo al comprobar lo debilitada que se encontraba casi sin fuerza para hablar mientras Alamuerte parecía exultante. Casi sin tiempo de negar lo que sus ojos estaban viendo, Calen ordenó a los aventureros que pusieran a salvo a su reina mientras él se enfrentaba en solitario a Alamuerte. Tan desigual enfrentamiento no acabó bien para el sirviente del Vuelo Rojo que tras cumplir su objetivo de entretener a Neltharion lo suficiente para que Alexstrasza pudiera ponerse a salvo, acabó sucumbiendo ante el poder del Aspecto de la Muerte.

La convalecencia de la Reina de los Dragones fue breve. Tras su reaparición, ayudó a purificar Nordrassil aunque la ceremonia fue interrumpida por los Druidas del Fuego que atacaron a Thrall sin que los Aspectos ni Aggra pudieran evitarlo. Tras examinar al chamán orco, Alexstrasza dictaminó que su espíritu se encontraba perdido en los elementos. Para ayudar a Thrall fue necesario aventurarse en los cuatro planos elementales y derrotar a los Señores Elementales, tarea que fue encomendada a los aventureros de Azeroth.

El Crepúsculo de los Aspectos

Thrall había demostrado ser una baza importante para Azeroth. Cuando el Sagrario Rubí resultó atacado por los dragones crepusculares, Korialstrasz decidió investigar y descubrió una camada de huevos de dragones cromáticos obra del Martillo Crepuscular. Al intentar deshacerse de ellos, la mutación pasó a su cuerpo afectándole por lo que no vio otra salida que inmolarse destruyendo una buena parte del Templo del Reposo del Dragón durante el proceso.

El dolor que sintió Alextrasza por la pérdida de su consorte fue tal que se refugió en Desolace donde decidió permanecer esperando a la muerte. En aquel momento la Reina de los Dragones no lo sabía pero Korialstrasz había muerto para salvar al resto de vuelos y no debido a una traición hacia el Acuerdo del Reposo del Dragón. Tuvo que ser Thrall quien fuera a buscar a Alexstrasza y le mostrara una visión de lo sucedido para convencerla de lo sucedido para que abandonara su estado actual.

Alexstrasza_and_Krasus_by_Ka7

Pero esto, no era lo único que Thrall había venido a contarle a la Aspecto del Vuelo Rojo. Tras una lucha con Arygos en la ceremonia de elección del nuevo Aspecto del Vuelo Azul, se había decubierto la presencia en el Templo del Reposo del Dragón de Chromatus, un dragón crepuscular que estaba poniendo en jaque al resto de dragones que requerían la presencia de su reina. Alextrasza decidió unirse de nuevo a la defensa de Azeroth y junto a Ysera, Nozdormu, Kalecgos como nuevo aspecto del Vuelo Azul y el propio Thrall acabaron con Chromatus. Con su muerte, Alexstraza pudo sentir que el sacrificio de Korialstrasz no había sido en vano.

El destino de los Aspectos

La importancia de Thrall había quedado patente y el chamán orco se unió a los Aspectos en su búsqueda de soluciones para afrontar la amenaza de Alamuerte. Su primera prioridad fue poner a salvo a Nordrassil, buscar la conexión entre el Vuelo Infinito y Alamuerte, y descubrir el motivo de la inusual fortaleza que había presentado Neltharion hasta el momento.

Las deliberaciones entre los cuatro aspectos llegaron a una misma conclusión; para hacer frente a Alamuerte necesitaban un arma y el único artefacto conocido que podía llegar a tener tanto poder era el Alma de dragón. Dado que ningún aspecto podía manejarlo, puesto que contenía la esencia de todos ellos, Alexstrasza le pidió a Thrall que se encargara de recuperarlo y empuñarlo durante la batalla final que estaba por llegar.

tumblr_m3npxlQkmK1qe4mrro1_500

La tarea de salvaguardar Azeroth, encargada por los titanes, llevaba algún tiempo sin depender de los Aspectos sino de las razas mortales del mundo. Las grandes amenazas habían sido sofocadas por los aventureros que volverían a enfrentarse a Alamuerte de modo que, llegados a este punto, el futuro de Alexstrasza y los Aspectos se cernía sobre ellos con un manto de oscuridad impenetrable.

La batalla contra Alamuerte resultó tan épica como se presumía. Desde el Cementerio de Dragones hasta la Vorágine, los aventureros de Azeroth persiguieron al Aspecto del Vuelo Negro hasta conseguir debilitarlo. Fue entonces cuando los Aspectos canalizaron sus poderes a través del Alma de dragón portada por Thrall para darle el golpe de gracia y acabar con Neltharion. Alexstrasza tomó la palabra nada más acabar la batalla y felicitó a los aventureros a la vez que le confesaba a Thrall que la hora de los mortales había llegado en favor de la ya despojada inmortalidad de los Aspectos. La vida debía abrirse camino y las nuevas generaciones debían remplazarles, concluyó mientras rodeaba el vientre de Aggra anunciándole su próxima maternidad.

Conclusión

Para alguien de su poder. la Reina de los Dragones es sorprendentemente compasiva. Mientras Ysera siempre intercede por las razas durmientes como los druidas estudiantes de Cenarius, Alexstrasza y su vuelo son conocidos por evitar, como defensores de la vida, cualquier clase de muerte. Alexstrasza ama a todas las criaturas vivientes y las protege, y solo aquellas que suponen una amenaza para los vuelos de dragón se enfrentan a su ira. Alexstrasza está sumamente segura de sí misma, de su poder y de su rectitud. Nunca busca el enfrentamiento sino destruir solo para castigar o sanar. En combate, analiza las amenazas cuidadosamente antes de atacar a quienes cree que más merecen ser objeto de su ira. A los enemigos que huyen cuando sus líderes son derrotados les deja normalmente escapar, pensando que han aprendido una lección que tardarán en olvidar.

tumblr_longp3qjYG1qivntd

Prefiere la paz y la soledad, sin embargo usará todo su poder para defender sus territorios de la amenaza de sus enemigos. A menudo usa sus poderes de cambio de forma para aparecer como una criatura de la naturaleza y presenciar lo que hacen los mortales antes de revelar su presencia. Alexstrasza siente devoción por los bosques y por cualquier tipo de criaturas verdes que sea fértiles y crezcan. Considera a las espesuras frondosas como su hogar sin temer a las bestias que en ellas habitan. Algunas criaturas de la naturaleza de Azeroth adoran a la Leviatán roja, a pesar de no ser una diosa ni pretenderlo. Alexstrasza es raramente venerada por algun grupo en particular, aunque algunas comunidades le rinden homenage. Los druidas de lo salvaje en particular aprecian su serena presencia y la consideran segunda en importancia por detrás de Ysera.


One response to “El Athenaeum: La Guardiana de la Vida.

  1. hola, primero fue una muy buena historia, segundo me gustaria saber si Nozdormu tiene una historia o si se sabe la historia de el, y si es asi me gustaria que mucho conocerla. Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s