El Athenaeum: El Origen del Universo y la Creacion de la Legión Ardiente

¡Buenas chicos y chicas! Hemos tenido unas semanas bastantes emocionantes en cuanto a noticias, ¿no? Por si lo saben (y si no lo saben, ¿En que mundo viven? o.o), ¡Ha salido la Cinemática de Warlords of Draenor! En mi opinión, la Cinemática fue absolutamente épica. Al principio me quede pensando en los “35 años antes” que aparecieron en el inicio del video. Trataba de recordar todos los acontecimientos y ponerlos en una Línea del Tiempo imaginaria para saber si estaba bien o estaban mal esos “35 años antes”. Al final, me di cuenta que estaba bien y que por suerte no metieron la pata ahí :3

Bueno, lo otro que me gusto de la Cinemática fueron todos esos detalles, la acción, y el hecho de que me diese pena Gul’dan… Quería abrazarlo porque parecía un anciano indefenso ❤

Lo que no me gusto de la Cinemática: Orcos. Y esto es algo personal… Sucede que ya estoy cansado de que SIEMPRE se le de mas importancia a los Orcos y Humanos que a las otras razas. Quiero que todas las razas tengan el mismo protagonismo, o al menos no las dejen en el olvido. ¿Me van a decir que los Tauren tienen el mismo lore que los Orcos en WoW? No, claramente los Orcos tienen mas lore.

En fin, dejando de lado mi “mini enrage”, pasare a hablarles del articulo de esta semana: He estado pensando, revisando toda la historia, los cambios, los sucesos, y un montón de cosas mas. Me di cuenta, que han habido tantos “retoques” en la historia (desde sus orígenes, hasta la actualidad) que de seguro será difícil para algunos saber que es lo “oficial” en el lore. Por eso, a partir de hoy empezare a escribir artículos que irán, desde los comienzos del Universo, hasta Warlords of Draenor.

El Articulo de esta semana abarcara: El Origen y el Orden del Universo – La Traición de Sargeras – La Corrupción de los Eredar –  La Creación definitiva de la Legión Ardiente.

Espero que les guste esta idea, les mando un abrazo a todos, y disfruten este articulo 😀

Los titanes y la formación del universo

Nadie sabe cómo comenzó exactamente el universo. Algunos teorizan que una explosión cósmica catastrófica envió a los infinitos mundos a la inmensidad de la Gran Oscuridad; mundos que un día serían el hogar de una maravillosa y terrible diversidad de formas de vida. Otros creen que una única entidad todopoderosa creó el universo. Aunque los orígenes exactos del caótico universo son inciertos, es seguro que una raza de seres poderosos se alzó para traer estabilidad a los distintos mundos y asegurar un futuro seguro para los seres que seguirían sus huellas.

aman'thul

Los titanes, colosales dioses de piel metálica de los lejanos confines del cosmos, exploraron el recién nacido universo y se pusieron a trabajar en los mundos que encontraron. Dieron forma a los mundos levantando grandes montañas y excavando profundos océanos. Respiraron y dieron vida a cielos y furiosas atmósferas. Todo fue parte de su plan insondable y a largo plazo para crear orden a partir del caos. Llegaron incluso a dar poder a razas primitivas para cuidar sus obras y mantener la integridad de sus respectivos mundos.

Gobernados por una secta de élite conocida como el Panteón, los titanes pusieron orden en cien millones de mundos repartidos a lo largo de la Gran Oscuridad del Más Allá durante las primeras eras de la creación. El benevolente Panteón, que buscaba salvaguardar a estos mundos estructurados, siempre estuvo atento ante la amenaza de los ataques de las viles entidades extradimensionales del Vacío Abisal. El Vacío, una dimensión etérea de magias caóticas que conecta la miríada de mundos del universo, era el hogar de un número infinito de seres demoníacos maléficos cuyo único deseo era destruir la vida y devorar las energías del universo vivo. Incapaces de concebir cualquier mal o perversidad en cualquier forma, los titanes lucharon por encontrar una forma de acabar con la constante amenaza de los demonios.

Sargeras y la Traición

Con el paso del tiempo, entidades demoníacas se abrieron paso hasta el mundo de los titanes desde el Vacío Abisal, y el Panteón escogió a su mejor guerrero, Sargeras, para actuar como su primera línea de defensa. Sargeras, un noble gigante de bronce fundido, realizó esta tarea durante incontables milenios, buscando y destruyendo a estos demonios allá donde los encontraba. Con el paso de los eones, se encontró con una poderosa raza demoníaca, dedicada a ganar poder y control sobre el universo físico.

varimathras_art

Sargeras se vio obligado a enfrentarse a este grupo de demonios que quería alterar el orden de los Titanes: los Nathrezim. Esta raza oscura de demonios vampíricos (también conocidos como Señores del Terror) conquistó varios mundos poblados poseyendo a sus habitantes y haciéndolos caer en la sombra. Los corruptos y manipuladores Señores del Terror enfrentaron a naciones entre ellas manipulándolas para que cayeran en el odio y la desconfianza. Sargeras derrotó a los Nathrezim fácilmente, pero su corrupción le afectó mucho.

A medida que la duda y la desesperación abrumaban los sentidos de Sargeras, fue perdiendo la fe no sólo en su misión, sino también en la visión de los Titanes de un universo ordenado. Al final, llegó a pensar que el propio concepto de orden era absurdo, y que el caos y la depravación eran los únicos absolutos dentro del universo oscuro y solitario. Sus compañeros Titanes intentaron sacarlo de su error y calmar sus emociones, pero rechazó sus creencias más optimistas como falsas ilusiones. Abandonando sus filas para siempre, Sargeras se marchó en busca de su propio lugar en el universo. Aunque el Panteón estaba triste por su partida, nunca pudieron haber predicho cuán lejos llegaría su hermano…

Para cuando su locura había consumido los últimos vestigios de su valeroso espíritu, creía que los propios Titanes eran los responsables del error de la creación. Decidido, al fin, a deshacer su obra a lo largo del universo, decidió crear un ejército imparable que haría arder el universo físico.

the_fall_of_sargeras_by_shankbone-d76z4fs

Incluso su forma titánica se distorsionó por la corrupción que inundaba su antiguo noble corazón. Sus ojos, pelo y barba estallaron en llamas, y su piel metálica de bronce se partió para mostrar un horno infinito de ardiente odio.

En su furia, Sargeras destrozó las prisiones de los Nathrezim y dejó libres a los terribles demonios. Estas astutas criaturas se postraron ante la enorme rabia del Titán oscuro y se ofrecieron a servirle de la maliciosa manera que pudieran. Sin embargo, de entre las razas que había liberado, ninguna de ellas tenía el poder y la astucia natural suficiente para actuar como comandantes en dentro y fuera de la batalla para liderar su nuevo ejército. Entonces, Sargeras buscó una raza que podrían servirles como agentes preferidos a cambio de su horrorífico poder.

En el planeta Argus, Sargeras encontró lo que buscaba, los Eredar, una raza de seres altamente inteligentes con una afinidad natural por la magia en todas sus formas. Sargeras se apareció a los tres lideres mas importantes de los Eredar, Kil’jaeden, Archimonde, y Velen, confesándoles que se encontraba impresionado por el trabajo de los Eredar y quería proporcionarles más poder y conocimiento a cambio de su lealtad. Archimonde y Kil’jaeden aceptaron pero Velen tuvo una visión del futuro que lo atormentaba donde se veía a su gente huyendo, aliándose con Sargeras el titán oscuro y transformándose en demonios.

Velen vio a una terrible legión de demonios y el terrible poder de destrucción que causaría a toda la creación. Tras advertir a Archimonde y Kil’jaeden, Velen solo obtuvo el rechazo de sus hermanos que procedieron a jurar lealtad al Destructor de Mundos. Tras esto, transformaron a la mayoría de su gente en una malévola raza de brujos, los “Man’ari” Eredar, que acabaron uniéndose a Sargeras por voluntad propia.prophet_velen_by_chronogate-d3yexoc

Velen estaba cerca de la desesperación, pero sus oraciones en búsqueda de ayuda fueron escuchadas. Un ente se le presentó como uno de los Naaru, una sabia raza de seres de energía encargados de detener al ejercito que estaba formando el Titán Oscuro. El naaru ofreció a llevar a Velen y a sus seguidores a un lugar seguro. Velen reunió a los eredar más leales y los llamó los “Draenei”, o los “Exiliados” en su lengua materna. Los renegados escaparon de Argus en la nave Naaru, Oshu’Gun, con las fuerzas de Sargeras pisándoles los talones. Kil’jaeden, furioso por la traición de Velen, juró cazar a todos los Draenei que le habían seguido hasta el final del cosmos si era necesario.

Tras la partida de los Draenei, Sargeras escogió de las filas de los poderosos Man’ari Eredar, a sus dos lideres para dirigir su demoníaco ejército de destrucción. Kil’jaeden “el Impostor” fue escogido para buscar a las razas más oscuras del universo y reclutarlas para las filas de Sargeras. El segundo líder, Archimonde “el Rapiñador”, fue escogido para liderar en la batalla a los enormes ejércitos de Sargeras contra aquellos que osasen resistirse a la voluntad del Titán Oscuro.

El primer movimiento de Kil’jaeden como miembro de la Legión fue esclavizar a los vampíricos Señores del Terror bajo su terrible poder. Los Señores del Terror le servían de agentes personales a lo largo del universo, y se complacían localizando razas primitivas para que su amo las corrompiera y las arrastrase a su causa. El líder de los Señores del Terror fue Tichondrius “el Ensombrecedor”. Tichondrius era el soldado perfecto de Kil’jaeden y estaba de acuerdo en llevar la ardiente voluntad de Sargeras a todos los oscuros rincones del universo.demons_demon_kil_jaeden

El poderoso Archimonde también fortaleció a sus propios agentes. Recurriendo a los maléficos Señores del Foso y a su salvaje líder, Mannoroth el Destructor, Archimonde esperaba crear una élite de guerreros que exterminaría a toda la vida de la creación.

Una vez que Sargeras vio que sus ejércitos estaban reunidos y listos para seguir todas sus órdenes, lanzó a sus rabiosas fuerzas a la inmensidad de la Gran Oscuridad. Llamó a su creciente ejército: la Legión Ardiente. Aún hoy, no está claro cuántos mundos consumieron y quemaron en su impía Cruzada Ardiente por el universo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s