Canción de Rol #1: Canción de Rol y Warcraft

[notice][column size=1/4]

[/column][column size=3/4]

De pequeña viví dentro de la nobleza de los elfos de la noche, hasta que un día la Legión atacó mi ciudad y mi familia trató de enviarme lejos para protegerme. Mientras huimos pude ver como varios elfos caían en medio de una ardiente batalla, y vi morir a mis hermanos, a mi madre y muchos de los míos. Yo no comprendía absolutamente nada. Era muy pequeña, débil e insignificante, pero sobreviví, ¿por qué? Sólo Elune lo sabe. Pero esa tarde al ver mi muerte inminente gracias a mis heridas, pude sentir la magia de la Diosa llenando mi cuerpo y aunque la rabia consumía mi alma hubo una imagen ante mis ojos capaz de mostrarle a mi pequeña alma la motivación que necesitaba para continuar, para volverme fuerte, crecer. Una sacerdotisa, aquella que curó mi cuerpo, aquella que se enfrentó y derrotó al demonio que acabó con la vida de mi familia, quien me salvó y dió refugio. Esa imagen me dió la fuerzas de vislumbrar mi futuro, y en que me convertiría. Y luego de 10 mil años, me enfrentó hoy nuevamente a la Legión. Esta vez preparada, esta vez fuerte y la convicción de salvar mi mundo ya que la diosa actúa a través de mí, siendo lo que soy, una sacerdotisa de Elune.

[/column][/notice]


¡Bal’a dash, malanore!

¡Un saludo a todos, roleros y no roleros! *hace una reverencia acompañada de unos toques de su arpa* Mi nombre es Khamyra y soy una elfa de sangre… barda. Esa clase inexistente en el juego World of Warcraft pero, aunque pocos lo hayan notado, muy presente en su cultura. Hoy me sentaré en la taberna en el Descanso del Caminante de la ciudad de Lunargenta y por algunas monedas de oro los he de transportar a este mundo de sabiduría donde seré su rol master y así conducirlos hacia un destino diferente, porque cuando uno está roleando puedo lograr más allá de lo establecido ya que, como dicta mi frase favorita (uno que escuché en una película de rol), “la historia cambia las reglas”.

Hola, ¿quién eres? ¡Yo soy una elfa!

¡Ah, el maravilloso mundo del rol! Esa actividad que incluso a muchos gamers puede parecerles lejana, desconocida y hasta demasiado extravagante como para ser parte de ella. Aunque debo confesar que me encantaría disfrazarme de una elfa sacerdotisa, la mayor parte de la experiencia que tengo roleando ha sido en los más de 10 años de sentarme en una mesa con mis amigos frikis, lanzar los dados y pretender ser una elfa clériga criada por humanos que poseía un inmenso poder de sanación o una barda algo gótica capaz de convencer a cualquier enemigo con sus altas dotes en negociación.

Los bardos son un arquetipo de personaje muy popular en los juegos de rol.

Jugar Dungeons and Dragons todo este tiempo me dió la oportunidad de experimentar al máximo lo que mi imaginación podía crear en base a un personaje y sus aventuras, incluso en un mundo pequeño. El límite de nuestras creaciones se encontraba solo en las reglas que existían para equilibrar y regular el juego (y que evitaban que desintegrara a todos con mi “hechizos”) pero que permiten vivir al máximo la emoción de una batalla, de una aventura épica y, porque no, de bromear con el mago del grupo al esconder su libro de hechizos. El rol es una experiencia fascinante y diferente que puede desarrollarse en cualquier juego de rol (de mesa o virtual) capaz de darle ese toque único a nuestras horas de juego.

Yo roleo, tú roleas, nosotros roleamos

Como su mismo nombre lo dice, el rol o “rolear” se entiende como la interpretación de un personaje en donde nosotros somos quienes lo dirigimos, desde el guión que usa para comunicarse y las acciones que realiza hasta la personalidad y las motivaciones que posee.

Muchos de nosotros que amamos los juegos estamos siempre a la búsqueda de encontrar una realidad alternativa donde hacer lo que nos plazca, y muchas veces ésta queda solo en nuestra mente. Cuando éramos niños jugábamos a interpretar realidades algo ajenas aún a nuestra edad: jugar al papá y mamá, a los policías y ladrones o construir una casa eran formas de interpretar lo que vivíamos en nuestra imaginación, así que el rol no es algo que no conozcamos o que no hayamos hecho antes, solo pareciera que nos olvidamos de él cuando crecimos.

Sin embargo no todas las personas adultas lo han dejado de lado, el teatro ha sido una forma de interpretar vidas alternas desde tiempos inmemorables, al inicio con fines religiosos y culturales hasta evolucionar hasta donde la imaginación lo ha permitido. También hemos visto estas interpretaciones de batallas históricas, que si bien al igual que el teatro están definidas por un guión determinado, dieron lugar al primer antecedente de los juegos de rol: los juegos de guerra o wargames.

Grandes grupos de miniaturas que simbolizan un ejercito donde tú eres el comandante que dirige sus tropas contra otro jugador, en juegos como Warhammer (aún vigentes y adictivos) sentaron precedentes para que en 1974 Gary Gygax y Dave Arneson crearan el juego de rol mas popular de todos los tiempos: Calabozos y Dragones o Dungeons and Dragons (D&D). Un juego lleno de magia y fantasía (con grandes bases en la literatura de Tolkien) que dio a lugar todo un sistema cultural en donde podemos interpretar a un héroe, vivir aventuras y salvar el mundo. Todo conociendo unas mecánicas de juego y definiendo el éxito de nuestras jugadas lanzando un dado de 20 caras. Un juego que al día de hoy se encuentra en su 5ta edición y logra que un grupo de al menos 5 frikis se reúnan semana tras semana para escapar un poco de la realidad y sumergirse en sus grandes hazañas.

Si has visto la serie “Stranger Things” en Netflix recientemente, notarás que el juego de rol dentro de la serie es Dungeons and Dragons.

¿Por qué es importante todo esto en WoW? Porque al ser un MMORPG (siglas en inglés de videojuego de rol multijugador masivo) ya somos parte de un mundo alternativo en donde desarrollamos un personaje, somos parte de el inmenso universo de Warcraft y de sus eventos decisivos, nosotros ya roleamos dentro. Disfrutamos de las mecánicas del juego, la dificultad de las peleas y ponemos a prueba nuestras habilidades, pero, ¿cómo podemos tener una mejor experiencia en rol y encontrar esta parte del juego que es también divertida y emocionante? Vamos a descubrirlo.

¡Mi rol, por Azeroth!

Cuando prendemos nuestras computadores e iniciamos el juego de World of Warcraft, estamos inmersos en ya en un rol que el juego nos proporciona. Nacemos en la historia de Azeroth y estamos a luchar a salvarlo de diversos enemigos y somos parte de la cultura de la raza y clase que escogimos al crear nuestro personaje. Esto significa que contamos con elementos dentro del juego que nos permiten ya rolear y depende de nosotros que tanto profundizamos en este aspecto, para muchos la continuidad histórica con que se desarrolla cada expansión es suficiente (lo que no significa que no sea épica) y tiene tanta importancia como las mecánicas y objetivos de jugabilidad dentro. Para otros (donde me incluyo), el estar rodeado de tan riqueza cultural ha alentado a nuestra imaginación a seguir construyendo en torno a nuestro propia figura dentro de los juegos de rol en el mismo WoW.

WoW es un universo con una diversidad cultural enorme más allá del juego. ¡No te contentes solo con lo que veas en el MMO!

Hay muchos aspectos para desarrollar antes incluso que decidamos si queremos salir a rolear por ahí en alguna ciudad de Azeroth, tanto como reglas dentro del juego (que permiten la convivencia y un desarrollo equilibrado de nuestros personajes) como en ciertos términos que se han acuñado conforme la propia cultura del rol ha ido extendiéndose, y que nos ayudan a comprender mejor nuestro papel en una partida de rol como a desarrollar nuestras propias historias junto a otros compañeros, ya que lo que hace particular este aspecto del juego es que si bien nosotros somos dueños de nuestras acciones, compartimos el “escenario” con otros roleros en los cuales nuestras acciones pueden influir y viceversa. A lo largo de próximos capítulos profundizaremos todos los matices que podamos con el fin de entusiasmarlos y animarlos a rolear.


*El arpa hace una pausa mientras se acomoda en medio de la calidez de la taberna*

Estamos a puntos de iniciar un viaje, para muchos desconocido. En esta sección, que espero sea de su agrado, me gustaría, no solo responder algunas sus dudas, sino darles nuevas y más emocionantes herramientas con las que pensar, crear y divertirse un poco más en World of Warcraft. Aquellos que se animen pueden escribir en los comentarios algo de su experiencias o expectativas con los juegos de rol, estaré encantada de leerlos. ¡Al diel shala!

[button url=https://www.lasaventurasdeperle.com/rol/ icon=view icon_size=16]¡Continúa pronto en la siguiente página![/button]


2 respuestas a “Canción de Rol #1: Canción de Rol y Warcraft

  1. Hola, tengo una consulta, lo que pasa es que ahora tengo poco tiempo, ¿es posible hacer rol con poco tiempo? y lo otro, ¿necesito ubicar una guild que haga rol? porque solo no sé si funcionará.

    Me gusta

    1. Hola Hadesis! Yo también he tenido épocas donde roleaba casualmente y te cuento que para eso una guild ayuda muchísimo, ya que conocen tu situación y puede programar eventos o campañas cortas (como el conocido one shot de fin de semana) y cuando ya dispongas de mayor disponibilidad puedes unirte de forma regular!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s