Azeropolitan #1 – ¡Pobre Illidan!

[notice]

[column size=1/6]

[/column][column size=5/6]

Los romances de moda, los chismes más candentes, consejos, tips, y toda la actualidad que necesitas conocer para estar IN, en una nueva edición de Azeropolitan

Por Ayurin Runetotem

[/column][/notice]

Como cada febrero el amor está en el aire; millones de parejas tienen pic-nics románticos a través de todo Azeroth, los corazones vuelan por los aires y las parejas se hacen y deshacen más rápido que Lechuzo casteando Fuego Lunar. Pero no todos son tan afortunados y hay quienes no salen de una para entrar a otra; por eso hoy les traemos la suculenta historia de Illidan Tempestira y su terrible suerte en el amor. Parece que algunos simplemente no estamos hechos para amar.

Desde temprana edad nuestro querido siempre estuvo a la sombra de su hermano, el fornido Malfurion, ante el que perdió en la carrera del amor, comprometiendo mucho más que su corazón. La guapa Tyrande nunca quiso más que su amistad, no importa cuánto se esforzó en impresionar a la joven sacerdotisa, sus actos irresponsables y su falta de tino al usar la magia sólo empujaron a Tyrande a seguir el camino hacía su hermano, el centrado elfo de la noche quien tenía su futuro claro como el agua. Nada como un guapo elfo de la noche que está listo para casarse contigo.

Así fue como las malas juntas tomaron esta desilusión para cegar a nuestro amigo con rabia y sed de venganza, y como todos sabemos la rabia siempre saca lo peor de nosotros. Francamente Illidan, con esos amigos no necesitabas enemigos; no les bastaba hacerte quedar como un imbécil, también te convirtieron en un poco atractivo cazador de demonios que solo sabe destruir.

Esto podría haber sido una historia de reflexión y aprendizaje, pero los hombres jamás aprenden. Así que además de tener que enfrentarse a ser el paria del mundo como lo conocemos, tuvo la mala suerte de haberse dado en las narices con la vieja relación belleza/locura de su propia carcelera: Maiev, quien era una de las encargadas de custodiarlo. Por 10.000 años Maiev sufrió las tonterías de Illidan: el odio, el peligro e incluso cuando asesinó a una de sus cercanas siguió ahí. Ok, we get it, es tu trabajo, pero la obsesión es enfermiza; ¿será que también nosotras somos un poco masoquistas?.

De la friendzone a tener una sensual guardiana que te perseguirá hasta el resto de los días no suena como un buen panorama de vida. ¿Será que alguna vez nuestro sensual demonio conocerá el amor, o estará en la banca hasta el fin de los tiempos?

Spoiler: No. ¡Buena suerte m8!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s